Sigüenza celebra la segunda prueba del Trial de Clásicas

Trial Clásicas Sigüenza 2014

El sábado 26 y domingo 27 esta localidad de Guadalajar verá competir a pilotos

experimentados con sus máquinas de exposición.

Porque las motos clásicas todavía están muy preparadas para la competición,

se celebra la RFME Copa de España de Trial Clásicas. Tanto las máquinas,

que se preparan con mucho cuidado, como los pilotos que son deportistas de

toda la vida, siguen demostrando cada año que mientras puedan ofrecerán

espectáculo a la afición trialera.

Sigüenza volverá a acoger por segunda vez esta temporada una prueba

nacional de Trial. En este caso será de Clásicas y no estarán Toni Bou, Adam

Raga o Albert Cabestany pero sí otros tantos que disfrutan practicando esta

especialidad de la misma manera.

El Motoclub Alcarreño es el organizador de la prueba que junto al Motoclub

Alto Henares, han hecho un gran trabajo para preparar las zonas del sábado y

del domingo. Los dos días habrá competición que servirán como pruebas

totalmente independientes en puntuación. Los coeficientes, la pericia y el nivel

de los participantes volverán a ser determinante para la clasificación.

Está previsto que en ambas jornadas la prueba arranque a las 09’00h de la

mañana y desde la Plaza Mayor.

Con los dos días de Tarragona en Verdes Trialeros domina la general

Francisco Aldecoa con 40 puntos, seguido de Xavier Vallés que tiene 30 y de

Francesc Planells también con 30. En Amarillos Clásicos Carlos Bosch, José

María Martínez y Fernando Cabré están arriba. Los dos primeros tienen los

mismo puntos, 31, mientras que Fernando suma 28. Francesc Ciurana encabez

la general de Azules Expertos y con 10 puntos de diferencia con respecto al

segundo, Diego Urreta. Marc Cabré los sigue de cerca a cuatro puntos del de

Fantic.

El viernes empezarán a llegar los pilotos para afrontar esta segunda prueba de

la RFME Copa de España de Trial Clásicas. Sigüenza volverá a centrar la

atención de los aficionados a esta especialidad tanto el sábado como el

domingo. Ver a estos deportistas competir con las motos que se fabricaron

hace décadas es un lujo que pueden disfrutar los aficionados en apenas 3 días.

Prensa: RFME

 

Deja un comentario