Se acabó la aventura dakariana para el ‘Caballero Negro’

1553245_763789440302137_1736209506_o

José Luis Espinosa sufrió un accidente con su quad a pocos kilómetros de finalizar la tercera etapa y, después de casi tres horas detenido, fue evacuado en helicóptero por deshidratación y mal de altura.

 

“Estaba haciendo un gran tiempo y mejorando mi clasificación, pero por un malentendido estoy fuera de carrera. Sólo necesitaba agua y un poco de oxígeno para continuar”, lamenta el único piloto español en la categoría de quads.

 

“El médico del Dakar me dijo que no habría sobrevivido la noche a 4.000 metros de altura”.

 

 

8 de enero de 2014

Etapa demoledora la que vivió ayer en el Dakar el único piloto español en la categoría de quads, José Luis Espinosa, quien se ha quedado fuera de la carrera después de ser evacuado en helicóptero hasta el vivac. Cuando le quedaban pocos kilómetros para finalizar la etapa, el ‘Caballero Negro’ sufrió un accidente y su quad se quedó atrapado al borde de una ladera, a 4.000 metros de altura. Al intentar enderezar el vehículo para reanudar la marcha, el quad rodó por la montaña e incluso dio varias vueltas de campana.

 

Como consecuencia de la caída se rompió el manillar y el trapecio, así que solicitó asistencia telefónica para reparar el vehículo y seguir la marcha, pero ésta no llegó y durante las casi tres horas que permaneció detenido, José Luis Espinosa logró subir a pulso por la ladera el quad y ponerlo en marcha. Fruto del esfuerzo sufrió deshidratación, pero también mal de altura, así que requirió la asistencia de un helicóptero que le evacuó hasta el campamento.

 

“Estaba siendo una etapa fantástica. Iba rápido y había adelantado a varios participantes. Hubiera hecho una buena clasificación, pero tras sufrir una caída del quad, éste se desplomó montaña abajo. Sufrí mucho porque yo solo lo subí por la montaña y una vez arriba pude ponerlo en marcha. Tardé mucho tiempo porque no tuve ayuda y me costó montar el iritrack que se había desprendido del vehículo. Además, me sentí mareado y deshidratado. Acusé el mal de altura y cuando pedí ayuda al helicóptero sólo le pedí agua y un poco de oxígeno para continuar la carrera. No obstante, cuando me di cuenta me estaban evacuando hasta el vivac. En ese momento fui consciente que estaba fuera del Dakar”, relata el ‘Caballero Negro’.

Prensa: Jose L. Espinosa

 

 

Deja un comentario